Visita del Santo Papa

Un encuentro de ‘evangelización’ es la expresión que utiliza monseñor Antonio Arregui, arzobispo de Guayaquil y miembro de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, para explicar el motivo de la visita del papa Francisco a Ecuador, el 6, 7 y 8 de julio próximo.

Su llegada emociona a la comunidad católica ecuatoriana, y el presidente Rafael Correa la ha declarado “de interés nacional”, porque el Estado está en el deber de hacer efectivo el goce y ejercicio de los derechos reconocidos en la Constitución, consta en el decreto ejecutivo.

Para el régimen, su llegada es el “compromiso con las más altas causas de la humanidad y constituye un mensaje de esperanza, paz, solidaridad y bienestar”.

Pero, ¿qué tipo de visita es la que hace el papa a Guayaquil y Quito? Según la Conferencia Episcopal, pastoral.

“Es un hecho de orden religioso, es un prelado de la Iglesia que se reúne con su gremio y lo evangeliza. Eso es lo que va a hacer el papa: viene a evangelizar a los católicos y a las personas de buena voluntad”, explicó Arregui, parte del comité organizador de la visita papal.